I puede t conseguir una novia, no importa lo que hago

En una situación de este tipo, es importante que observes lo ocurrido en perspectiva para no dejarte contaminar a nivel emocional por el sentimiento de culpa que puedes experimentar. Espera a que tu pareja cambie de actitud para hablar con tranquilidad sobre lo ocurrido. Una gran cantidad de hombres hoy en día andan solteros, puede haber desde el caso más extremo de la persona que nunca ha tenido novia y ya tiene 30 años, hasta el adolescente que no sabe cómo enamorar a una mujer, o no comprende porque a pesar de hacer lo que él cree correcto hacer, no consigue pareja, o la chica que le gusta no le hace caso. Hola les escribo para contarles que despuez de 5 años mi novia me dejo.Hace cosa de 5 mes nos peliamos por una tonteria y lo tomo de excusa para terminar la relacion.Ella me dice que se desenamoro de mi y que no queria estar mas a mi lado, que ya no sentia lo mismo que antes.Esto me descoloco, por que previo a esta pelea yo le habia preguntado si me amaba y si se iba a casar conmigo y me dijo ... no sabía que tuviera coche I didn't know (that) he had a car; me alegro de que hayan ganado I am glad (that) they have won; es una pena que no tengamos más tiempo it's a pity (that) we haven't got more time; no digo que sea un traidor I'm not saying (that) he's a traitor; espero que os sea útil I hope you'll find it useful; no creo que te sea difícil encontrarlo I don't think you'll have ... A mi me pasa, que siempre fracaso, siento como si la vida conspirara en mi contra. Pero bueno, por lo que dice el test parece que mi circulo social es pequeño. Tengo 26 años, y la verdad me siento frustrado , siento que nunca lo voy a lograr. Cada que intento, ella no me da bola, o simplemente elige a otro, siempre es la misma situacion La verdad es que las mujeres no quieren estar con hombres que son una ruina, por lo general. En su lugar, es mejor que fingir que ella no es un factor en su vida, al menos por ahora. Probablemente se espera que seas molesto, especialmente si ella te dejó repentinamente, así que ver que va sobre su vida y no le prestaba atención en absoluto ... Sea consiente de que si usted no es muy atractivo puede conseguir pareja (una mujer promedio o no) con condiciones similares a usted. Un buen número de mujeres suelen verse atraídas por hombres que tienen una muy buena actitud (positiva, buen humor, comprensión, etcétera) y confianza en sí mismos. Vea sus cualidades y parta de allí. Pueden combinar ciertos detalles que los hagan ver similares, un color, una prenda de ropa, un accesorio. Será genial y divertido. 19. Tomar una clase juntos. No importa de que sea: baile, pintura, cocina, un nuevo idioma… Cualquier cosa que se les ocurra es buena, el único requisito es que lo hagan juntos. 20. Tomar una ducha ¿Se puede recuperar a una ex novia que ha empezado a salir con otro hombre? ¿Se puede volver con una ex novia que ya no te quiere? La respuesta para estas 2 preguntas en una sola: Sí, si se puede. Pero antes debes manejar algunos principios de la seducción y la atracción para volver a enamorar a tu ex novia, de lo contrario, tus chances de recuperarla serán menores. Algunas personas piensan que el sexo no es gran cosa y otras lo ven como algo que solo quieren compartir con una persona muy especial. Si bien nunca deberás obligar a tu novia a tener sexo contigo, podrás calmar algunos de sus miedos y tranquilizarla diciéndole que eres una persona en la que puede confiar completamente.

[Traducción al español] Carta de Doinb de The Players' Tribune

2020.01.09 14:50 KatarsisEsp [Traducción al español] Carta de Doinb de The Players' Tribune

Somos los Campeones

Hoy es mi vigésimo tercer cumpleaños y tengo mucho por lo que estar agradecido.
En los últimos meses, he conseguido muchas metas que parecían ser casi imposibles hace no mucho. Me convertí en el dieciseisavo jugador en conseguir 1.000 asesinatos en la LPL. Ayudé a mi equipo no sólo ha competir, sino también a ganar la gran final de los Mundiales de League of Legends y, finalmente –y esto fue muy especial dado mi viaje–, me convertí en el primer jugador extranjero en conseguir la residencia de la LPL.
Sé que 23 años pueden no ser muchos para algunos, pero en deportes electrónicos las cosas son diferentes. Tu tiempo como competidor es muy limitado –cada momento es valioso. Si me hubieras contado hace tres años cómo iba a ser mi vida con 23, nunca te hubiera creído. Todo esto hubiera parecido ser imposible.
Sinceramente, no sabía mucho sobre deportes electrónicos cuando empecé a jugar al League of Legends.
Esto fue en torno a 2013, cuando pasaba todo el tiempo que podía en cibercafés de Seúl jugando al LoL con mis amigos. Jugábamos porque el juego era único. Jugábamos porque nos retaba como grupo. Y jugábamos por la misma razón por la cual sigo jugando hoy en día: porque es la cosa más divertida en el mundo.
Siempre me han gustado los videojuegos. Mi padre trabaja para una gran empresa de telecomunicaciones en Corea, así que, de joven, siempre tuve diferentes ordenadores de alta tecnología y portátiles por toda la casa.
Les di buen uso, eso seguro. Mis padres trabajaban mucho, así que, cuando no estaban, yo me ponía a jugar. Y, sinceramente, no hay mejor régimen de entrenamiento para convertirse en jugador profesional que el ser un joven con mucho tiempo libre y poca supervisión. Iba al colegio por las mañanas, llegaba a casa a las dos de la tarde y jugaba a videojuegos todo lo que podía.
No era sólo un hobby. Incluso antes de jugar al LoL, cuando sólo jugaba a juegos de single-player, sabía dos cosas: que era muy bueno a cada juego que jugaba y que amaba cada segundo que pasaba jugándolos. Mis padres lo sabían. Mientras que tenía amigos que soñaban con convertirse en actores o ídolos del pop, aquello no era en lo que yo soñaba. Yo sólo quería jugar a videojuegos. Sin el apoyo de mis padres, no estaría donde estoy hoy.
Lo que me encantó en particular de League of Legends fue que era el primer juego al que jugaba en el que podías hacerte un equipo con tus amigos. Y tuvimos que descubrir cosas por nuestra cuenta –aprendimos de cada partida y desarrollamos nuestro propio estilo y tácticas. Pero, más allá de esto, nos lo pasábamos muy bien. Y, casi de forma inmediata, descubrí que tenía un instinto natural para el juego. En mi primer mes, me convertí rápidamente en uno de los jugadores top en la clasificación de Corea.
En aquel momento, no estaba seguro de si aquello era gran cosa. No tenía ni idea de que había otra gente que amaba el juego tanto como yo. No fue hasta que empecé a streamear por primera vez que me di cuenta de algo extraño: había mucha gente viendo mi stream. Mucha gente.
Poco después, organizaciones profesionales empezaron a ponerse en contacto conmigo. El LoL estaba explotando y mucha gente estaba intentando formar equipos, y no sólo en Corea, en todas partes.
Sinceramente, fue algo abrumador –y, de alguna manera, único.
Muchas veces, aquellos que terminan siendo profesionales en el fútbol o en el baloncesto han estado preparándose en su deporte desde pequeños. No sólo desarrollan sus habilidades como jugadores, también obtienen experiencia al ser parte de un equipo. Llegar al nivel más alto no sucede de repente normalmente.
Sin embargo, en deportes electrónicos, el tiempo que pasa desde que muestras potencial (de lo que es básicamente un hobby) hasta que te conviertes en profesional es básicamente inexistente. Es una transición para la que nadie te puede preparar. Los deportes electrónicos no son estar en un cibercafé con tus amigos. Llegar al más alto nivel es un éxito, pero no hay un mapa sobre cómo llegar allí –ni sobre cómo quedarse.
Cuando tuve la oportunidad de irme a China en 2015 para competir en la LPL, fueron mis padres los que me animaron a ir. Sé que fue algo muy raro y especial el que ellos fueran tan comprensivos, pero vieron lo mucho que me apasionaban esos juegos y querían que persiguiera mi sueño –incluso si aquello significaba mudarme a otro país siendo adolescente.
Por ello, quiero al menos dedicar un momento a decir: Gracias, mamá y papá. Sois la razón por la que estoy aquí.
Aun así, no creo que tuviera mucha idea de a dónde me estaba metiendo cuando me mudé a China.
Al principio, me sentí bastante intimidado por todo.
Obviamente, parte de ello venía porque era muy joven y estaba viviendo en un país extranjero por primera vez. Desde el día en el que llegué a Shanghái, fue obvio que incluso llamar a un taxi iba a ser un gran reto. Siempre me he considerado una persona muy extrovertida, pero el no ser capaz de comunicarme sin la ayuda de un traductor me hizo ser más reservado. Por primera vez en mi vida, como que me encerré en un cascarón.
Entonces, conocí a una chica.
Para ser exactos, conocí a la chica.
Estaba en una cafetería de Shanghái donde van muchos coreanos. Ni siquiera bebo café, simplemente estaba allí con uno de mis compañeros coreanos para echarle un ojo al sitio. La vi de inmediato.
El equipo tenía un traductor para nosotros mayormente para los entrenos y los torneos, pero no estaba con nosotros todo el tiempo. Y, ese día, no había venido con nosotros a la cafetería. No me importó, sabía que tenía que hablar con aquella chica; así que fui a la mesa en la que estaba y… Me quedé de pie y la miré durante un rato. Ya sabes, como una persona rara. Cuando por fin encontré las palabras adecuadas, me di cuenta de que no hablaba mucho coreano, sólo frases básicas como “hola” y “gracias”.
Por alguna razón, no me pidió que me fuera. Su nombre era Li Youzi y era una comentarista china de deportes electrónicos que se hacía llamar Uni y que viajaba a Corea de vez en cuando. Ambos sacamos nuestros teléfonos y empezamos a usar una aplicación de traducción para tener una conversación. Rápidamente, a pesar de la barrera del idioma, quedó claro que teníamos mucho en común. Fue como una chispa –una que nunca se apagó.
Gracias a Dios por la tecnología.
Mientras mi relación con Umi florecía y me ofrecía la estabilidad que faltaba en mi vida, todavía quedaban muchos retos que superar como jugador import intentando tener éxito en la LPL.
Quiero dejar clara una cosa para los aspirantes a jugadores, en particular a los que vienen de Corea: Si te vienes a China por el dinero, entonces no vengas.
En serio, si sólo es por el dinero, no lo hagas. No merece la pena. Las probabilidades de conseguir éxito son mínimas.
Cuando me vine a China, yo era, probablemente, uno de los cientos de jugadores coreanos y entrenadores que vinieron a competir a la LPL. Cuatro años después, quedamos una docena. Creo que hay varias razones.
Primeramente y por encima de todo, el LoL es un juego basado en la comunicación. Así que, si te vas a mudar a un país diferente, está en ti el aprender su cultura. Muchos de los jugadores que vienen se cierran y sólo hablan con otros jugadores coreanos cuando juegan. Me esforcé al principio en aprender mandarín. Aunque tuve dificultades tras convertirme en profesional, al menos tenía la habilidad de comunicarme con mis compañeros en los partidos –lo cual es una gran ventaja. Tener una novia que habla el idioma tampoco fue malo.
La razón principal por la que quise competir en la LPL fue simplemente porque, de todas las ligas de LoL del mundo, era la que más disfrutaba viendo. Las tácticas eran únicas y cada partido era una guerra. Había mucho potencial a desarrollar. Sabía que, si quería convertirme en uno de los mejores del mundo, tenía que irme a China.
Pensándolo ahora, estoy feliz de que mi principal motivación fuera mi amor por el juego porque, de lo contrario, no habría seguido tras el primer año. Una vez eres profesional, esto ya no es un cibercafé.
Eres los resultados. Sólo eso.
Puedes hablar, crear estrategias y memear todo lo que quieras, pero, si hay algo que hace a los deportes electrónicos tanto justos como a veces destructivos, es que tu actuación habla por sí sola. No puedes esquivar la verdad. Con ello, vale la pena recordar que todo el feedback que recibes depende de cómo jugaste la última vez. Cuando estás ganando, hagas lo que hagas, lo estás haciendo bien. Cuando pierdes, hagas lo que hagas, te estás equivocando.
La única manera en la que puedes determinar cómo te perciben es con tu actuación –en cada uno de los partidos.
E incluso entonces –incluso entonces–, algunas personas seguirán diciendo que simplemente tuviste suerte.
Definitivamente, tener éxito en esta industria se basa constantemente en luchar contra la baja autoestima. La verdad es que no es muy difícil jugar al LoL constantemente al mayor nivel. Incluso si haces todo lo que tienes que hacer, si entrenas constantemente, si pones todo tu corazón en convertirte en profesional, seguirá habiendo una gran posibilidad de que las cosas no funcionen.
El éxito encuentra a las personas en formas diferentes y en momentos diferentes, pero creo que la mayor razón por la que pude experimentarlo este año fue por la confianza. Confianza en mis compañeros. Confianza en la organización. Y, sobre todo, confianza en mi.
Hubo un tiempo en el que pensé que nunca llegaría a los Mundiales. Era algo que quería sobre todo lo demás, pero la idea de llegar –ya ni hablamos de ganarlos– parecía ser lejana.
En mis cuatro primeros años viviendo en China, tenía una tradición que odiaba. Cada año, cuando se jugaban las finales, me quedaba en mi apartamento (porque mi equipo no había llegado), pedía comida a domicilio y veía el partido. Odiaba esa comida. Odiaba ver el partido. Odiaba no tener el nivel que necesitaba y no tenía claro cómo conseguirlo.
No duermo mucho. Nunca lo he hecho, pero ha sido así en especial desde que me convertí en profesional. Durante los últimos cuatro años, he pasado alrededor de 15 horas practicando al día e intentando mejorar. Quiero a Umi, pero no puedo pasar con ella todo el tiempo que me gustaría. Durante la temporada, mi vida se basa en comer, dormir, entrenar y competir. No importa cuánto ames el juego, ser un jugador top requiere un gran sacrificio.
Yo hice esos sacrificios. Dejé a un lado relaciones personales. Le he dado a este juego cada momento di vi vida profesional y de mi tiempo libre.
Y hubo un largo periodo de tiempo en el que no parecía que mis sacrificios iban a valer la pena.
Mi carrera tocó fondo en 2016.
El equipo en el que estaba tenía problemas y me habían mandado al segundo equipo –ni siquiera jugaba los partidos. No poder jugar destruyó mi espíritu. No sabía quién era si no jugaba al LoL. Es una gran parte de mi. Todavía me estaba adaptando a muchas cosas, no sólo a la LPL, también a un nuevo país y a una nueva cultura. Todavía no podía comunicarme como quería y, con toda esa frustración acumulándose, estaba listo para retirarme.
La razón por la que no lo hice –la única razón por la que no lo hice– fue por Umi.
No importa cómo juegue, ella siempre es mi mayor fan. Es difícil no dar con ella en mis partidos porque siempre está allí animándome. Tiene un lema que le gusta repetir: “El trabajo duro tiene su recompensa.” Me lo dice constantemente y lo cree realmente. Incluso cuando no se me valoraba tan alto en el ámbito profesional y había muchas razones para creer que mi carrera estaba acabada, ella vio lo mucho que quería esto y todo el esfuerzo que estaba haciendo.
Me dijo que, si esperaba un poco más, encontraría mi camino. Y eso es lo que hice. Es muy simple.
De muchas maneras, ella es la razón de todo lo bueno en mi vida.
Incluso cuando mi equipo bajó a la LSPL, me quedé en él. En un año, tras pensar que mi carrera estaba acabada, les ayudé no sólo a volver a la LPL, también fui nombrado MVP de la temporada regular. Ese fue el momento en el que empecé a tener unos seguidores, cuando la gente empezó a ver en mi lo mismo que Umi.
Pero incluso cuando empecé a tener éxito, había otros contratiempos. Antes de firmar con FPX a finales de 2018, estuve cerca de retirarme otra vez debido a algunos problemas en mi cuello y espalda. Al principio, no me tomé en serio el dolor que tenía porque asumí que todos lo sentían. Los jugadores profesionales pasan muchas horas sentados, por lo que es común tener tortícolis. Entonces, un día, el dolor se volvió insoportable.
Fui al hospital y me hicieron una resonancia magnética, y el doctor me dijo cómo de serios eran mis problemas de columna. Me aterrorizó. Me dijo que si me tomaba un descanso de mi régimen de entreno, seguramente podría recuperarme. Pero sabía que si dejaba de jugar durante un largo periodo de tiempo, sería el final de mi carrera. No hay margen de error en este juego. Simplemente, hay demasiados buenos jugadores –además de los jóvenes novatos que se están esforzando por quitarte el puesto. No existe el descanso cuando eres profesional. Es un vamos, vamos, vamos hasta que ya no puedes.
Definitivamente, fue FPX el que frenó mi retirada. Lo que me ofrecieron no fue sólo la oportunidad de ser parte de un gran equipo, también fue el recibir terapia física cuando no estaba entrenando.
Me ofrecieron hacer todo lo que estuviera en sus manos para ayudarme a seguir jugando, pero no fue sólo su voluntad de ayudarme a recuperarme lo que hizo atractiva la idea de unirme a FPX. También unieron a un gran grupo de gente para ser mis compañeros.
Un grupo realmente bueno.
Lo primero que les dije a mis compañeros cuando me uní a FPX fue que, si no lo hacíamos bien, yo asumiría la culpa.
Es el un rol al que estoy acostumbrado. He escuchado un montón de comentarios hirientes a lo largo de mi carrera debido a mi estilo de juego. Agradezco que exista el “Pro view” porque así la gente puede entender un poco mejor por qué juego de la forma en que lo hago. Pero, en general, la manera en la que juego se refleja en las estadísticas, especialmente en comparación con otros medios. Siempre lo he aceptado porque veo el rol de manera diferente. Disfruto permitiendo que mis compañeros operen y jueguen al más alto nivel.
Desde el principio, le pedí a mis compañeros que entendieran mi estilo y que confiaran en mi. Incluso les dije directamente: “Si no confiáis en mi, entonces no necesito estar aquí.” Todos habíamos llegar de forma diferente a FPX.
Conocía a Lwx y a Crisp desde 2017, cuando éramos compañeros de práctica para equipos de camino a los Mundiales aquel año. Aquella experiencia –tanto competir con ellos como ver de primera mano el nivel que necesitar para ganar en la LPL y competir en los Mundiales– tiene un precio incalculable en nuestro desarrollo.
Tian era joven, pero su talento era increíble. Supe rápidamente que era un jungla que podía ayudarnos a ganar a cualquier equipo –no sólo en la LPL, también en todo el mundo. Y GimGoon era un jugador experimentado y sabía que podía confiar en él en cualquier situación. Había estado ya un año en FPX cuando me uní y era otro jugador coreano que había encontrado su lugar en la LPL. Nos respetamos mutuamente de inmediato.
Cuando nos juntamos, lo que me encantó del equipo era que todos jugábamos al juego a nuestra manera –y encajó de forma natural. También evolucionamos y crecimos juntos, por lo que, cuando llegaron los Mundiales, jugamos tan bien como siempre lo habíamos hecho. Y no importó el obstáculo al que nos enfrentamos, había confianza entre nosotros para poder superarlo.
Para mi, el haber llegado a los Mundiales por primera vez este año –no tener que verlo desde mi apartamento mientras como comida a domicilio– ya era un sentimiento increíble. Sólo eso, tras haber estado tan cerca de retirarme, pareció ser la validación por haber tomado la decisión correcta al haber continuado mi carrera.
No mentiré, no tuvimos el inicio que queríamos. Necesitamos un par de partidas para relajarnos, pero, una vez nos calmamos y forzamos a otros equipos a jugar a nuestro estilo, fuimos imparables.
Mucho del día en el que ganamos los Mundiales queda borroso. Lo que más recuerdo de las finales es volver al hotel. Dejé mi móvil allí al principio del día. Cuando lo miré, tenía muchos mensajes. Cientos, tal vez miles, y me llegaban continuamente. Gente alrededor del mundo, pero en especial desde China, dándome la enhorabuena.
Me di cuenta de lo especial que era. Llegué a China como un niño desconocido persiguiendo un sueño y ahora he creado una vida aquí con la mujer que amo, con un gran equipo y con unos fans maravillosos.
Sinceramente, todo es tan perfecto que mi único miedo es el exceso de confianza. Tras ganar los Mundiales, les dije a mis compañeros que no se les subiera a la cabeza. Después de todo, esta sólo ha sido la primera vez. Nuestra meta nunca debería ser conseguir una gran victoria y retirarnos.
Nuestra meta debería ser ganar los Mundiales dos veces, tres, cuatro… Y ser capaces de dejar nuestra huella en el juego, ayudar a inspirar a la generación joven de jugadores.
Si eres lo suficientemente bueno como para ganar los Mundiales una vez, ahí es cuando tu ambición tiene que empezar.
No sé cuánto más seguiré jugando a este juego, pero, mientras tenga la habilidad física y mental para competir a este nivel, no puedo parar. No dejaré de entrenar. No dejaré de soñar con el LoL.
Es, simplemente, muy divertido.
Pero, cuando deje de jugar, podré sonreír sabiendo que lo he dado todo por este juego –y me ha devuelvo más de lo que podría haber imaginado.
Umi, enhorabuena. ¡Somos los campeones!
submitted by KatarsisEsp to leagueoflegends [link] [comments]


2017.04.15 06:32 Direccionalista [CRITICA] Me gustaría escribir!

Que tal, en la actualidad me gustaría aprender a escribir y quiero hacer una novela. Mi intención es postear lo que llevo y que ustedes me digan que opinan y que me corrijan, muchas gracias de antemano.
*Llegan a un bar, solo se burlan de la película, pero en su mente intenta recordar a la chica como se veía, como si intentara compararla con las demás chicas del lugar, ojea a las demás personas del bar, a lo que súbitamente se da cuenta que ella está ahí, pero el inmediatamente se voltea para no ser descubierto, intenta verla por asomo *
La noche pasa sin ninguna novedad, de vez en cuando la observa, se pregunta y si de verdad voy? - ¿Porque no? - Claro que no, no funcionaria - Pues él “no “ya lo tienes, además mira, solo viene con amigas, talvez no tenga un novio - No tiene caso, yo no soy así - ¿Entonces cómo eres? - ¿Más tranquilo, no tan temerario? - Eres un ridículo eso es lo que eres, bueno entonces intenta un acercamiento indirecto - ¿Algo como que? - Pues hay diferentes grados y formas, por ejemplo, si solo la quieres ver bien pasa cerca por ahí, haz como que vas al baño o a pedir algo de la barra, porque ahora que entro en razón el baño está en la dirección opuesta - ¿Que solo valla a pedir algo para verla de cerca? - Pues sí, ¿no? Si con eso no te conformas intenta alguna otra cosa, porque suena difícil que consigas algo más que no sea un rápido vistazo, al menos de que se levante se tope contigo derrame algo sobre ti te pida perdón y aproveches para conocerla, hablen sobre lo malo que fue la película, queden para platicar por FB, salgan algún otro día se enamoren te cases con ella y sean felices para siempre - ¿Tu crees? - … ve por algo a la barra
**CAMBIO DE CAPITULO * Enséñame a conjugar
**CAMBIO DE CAPITULO * Platica con amigo, El - qué tal? -si pues, no es fácil de decir -porque? -esta estúpida e infantil contradicción -haha -en serio -…. - Siento el tiempo, siento que es efímero cuando estoy con ella, tan rápido como un parpadeo, tan veloz como un instante, tan fugaz como el brillo que se refleja solo por asomo -haha no seas ridículo -por el otro lado siento que dura para siempre, siento que mis pensamientos discuten por horas y horas sin llegar a una conclusión y antes de que me dé cuenta ya le dije alguna estupidez sin sentido, también me pregunto qué piensa ella de mí, una duda que parece eterna, parece que la tengo desde que la conozco -aja -y tengo miedo de tener esa duda por siempre -no te preocupes, nadie vive para siempre -mientras yo esté consciente así va ser, “mi” para siempre, el para siempre de alguien más es ajeno a mis pensamientos y menos cuando mi cabeza está llena de dudas sobre ella, de dudas sobre mí, de dudas sobre nosotros -tienes un “nosotros”? - sí, ¿no? Aunque fuese un nosotros como amigos, nosotros como conocidos o nosotros como extraños, aunque sea un nosotros como fantasía, siempre existe un nosotros. -haha creo que lo piensas mucho y tus problemas son muy sencillos -es lo que más me molesta, estoy consciente de que mis pesares son una ridiculez en comparación, no estoy haciendo más que imaginar problemas como un adolecente, pero eso también es culpa de ella, ella me pone así, esto no me pasa por ninguna otra -ahora es culpa de ella? -claro, siempre lo es… -hahaha -cuando haces algo y tienes a alguien en mente lo haces por esa persona -hahahaha o para sobrevivir, digo tu sabes, funciones básicas e instintos hahahaha -no… me refiero a porque no tendría caso! Si te levantas y piensas en ella es porque esperas ese día poder verla o hablarle, bajas y desayunas, aunque no tengas hambre porque con el estómago vacío te podría traicionar y sonar y hacerte ver mal enfrente de ella, eso sería vergonzoso además dicen que si ayunas pudieses tener mal aliento y entonces te daría pena hablar con ella, y tú quieres llegar con toda la confianza del mundo y hablarle -estás loco viejo -después estudias o trabajas porque estás pensando en todas las cosas que podría querer ella, al final del día haces más actividades, talvez tocas el piano porque piensas que ella es interesante y no te puedes quedar atrás. Finalizas con un poco de caminata por el parque porque pues, se ve que ella se cuida y piensas que obviamente ella buscaría lo mismo, ¿porque buscaría menos? ¿Porque ella que es tan perfecta se conformaría con menos de lo que ella te da? No tiene sentido, si al final lo que quieres es que ella te tenga y nada más, con eso en mente te vas a dormir por las noches o quizás primero veas esa serie que ella te recomendó porque esta “buenísima” y es buen tema de conversación cuando no te salen tus palabras, solo usas los diálogos y das una opinión positiva, a veces cambias y le dices que no te gusto porque quieres ser interesante para ella -… - después de todo esto te vas a dormir pensando en que mañana será otro día, otra oportunidad para acercarte a ella, porque si no, qué sentido tiene esta vida si no está ella -haha entonces insinúas que, si ella no te amara y se casara con alguien más, tu vida no tendría sentido? ¿Te suicidarías? -por supuesto que no, no sería capaz de hacerle eso a ella…. Viviría con el dolor y la amargura, pero no me mataría, jamás, porque sé que eso le haría daño a ella… -pero que idioteces dices? -lo que siento. Siento que puedo seguir viviendo sabiendo que ella es feliz y eso me haría feliz a mí también, creo -No sería una felicidad falsa o postiza, estas siendo muy positivo y compulsivo, creo que se volvió una obsesión, eso que en tu mente es una bella fantasía -cuál es tu obsesión para seguir vivo? -hahaha no tengo ninguna razón para no querer estar vivo -entonces solo vives porque no estás muerto? -hahaha no seas ridículo, tengo una buena vida. Mi familia está completa y tiene sus problemas, pero nada del otro mundo, logre acabar la carrera que amo para conseguir trabajar en lo que me gusta y aunque no tengo novia me rodeo de muchos amigos y amigas que me hacen feliz, no sufro de ninguna enfermedad degenerativa hahaha y tengo una estabilidad económica bastante buena para alguien de mi edad -me da gusto escucharlo -a mí me da contártelo, porque eres parte de mis amistades y me preocupas viejo - haha es que no conoces lo que es solo querer vivir por alguien -no seas tan dramático hahaha esto te ha pasado antes, no sabes si ella es la elegida o si solamente es una chica más -una chica más? ¿Pues cuantas abre tenido? -que yo te conozca? Aparte de esta al menos dos más, ¿hahaha y en tu cabeza? Uffff me imagino que la cuenta no acaba hahahaha -tu crees? -estoy seguro, somos superficiales por naturaleza, no hay duda… todo lo que crees sentir en realidad son reacciones químicas que todos tenemos, es completamente normal. Lo que me saca de onda es la obsesión, la fijación con la que te lo tomas, y aun así no demuestras nada. Te ves como cualquier otro sujeto que intenta coquetear con ella, te ves tan normal como todos los demás -esa es la idea, no creo que ella se encuentre interesada en algún tipo raro -haha entonces si supiera que eres un raro… -no no no, no digas eso -estoy jugando hahaha y lo sabes -ves por eso no quería contarte como me siento, sabía que te ibas a burlar -haha perdón, pero para eso estamos los amigos no? -… -haha así soy disculpa, pero en parte entiendo cómo te sientes y creme respeto tus sentimientos y los tomo en serio, es por eso mismo que me angustio un poco al saber que te sientes así -no te angusties viejo, solo porque pensamos diferente -hahaha tienes razón cada cabeza es un mundo distinto al de todos los demás -ella es mi mundo -sí, si ya te escuche -… -entonces que planeas hacer? ¿Planeas averiguar que siente ella por ti o solo te quedaras aquí viendo la computadora? -sería muy tonto de mi parte intentar algo atrevido como preguntarle directamente o algo por el estilo, llevo mucho tiempo platicando con ella y conociéndola, esperando que ella también me conozca un poco - y si tardas demasiado - ahí siempre está la duda, no hay forma de anticipar el futuro, hago mis predicciones, pero tanto pudiese tener razón como equivocado, yo creo que hay más… -no te vuelvas a poner todo poético -sí, hay más, puede que sea demasiado tarde desde el primer día que le hable, talvez si hubiera realmente nacido para amarla la hubiera conocido antes, bajo otro camino y en otras circunstancias - no que estabas muy seguro de que naciste para amarla? -te lo dije, las dudas… son muchas y la gran mayoría se quedarán así, como simples dudas como simples preguntas, que lo único que se con certeza sobre ellas, es que nunca se van a contestar. Pero en realidad no necesariamente necesite contestarlas, sino más bien que debe pasar algo para que ya no me importen, ¿sabes a lo que me refiero? -no tengo ni idea… -si es como cuando me pregunto si pude haber estado en algún lugar para enamorarla o si había un lugar al que pude haber ido para haber estado con ella en algún momento para poder hacerla sentir atraída a mí, pues esas dudas dejarían de importar, si ella fuese mía, porque sabría que lo logre y no tendría caso pensar en lo demás cuando al final lo logre -no sé cómo explicarlo, pero siento que estas mal -ya tampoco se explicarlo y siento lo mismo -pues no eres más que un manojo de dudas -pues sí, pero de lo único que estoy seguro es que la amo, la amo tanto que sonrió por las mañanas cuando pienso en ella y duermo como un niño embelesado y sonriente porque antes de acostarme sin falta paso al menos 30 minutos todas las noches pensando, como seria a futuro nuestra vida juntos, me imagino como seria estar con ella, a veces con hijos , a veces solos los dos desnudos en la cama, mirándola mientas me mira, amándola mientras me ama, soñándola mientras me sueña, viviendo mientras viva y apreciando lo mismo que ella aprecia. Me meto a mi mundo de fantasía que yo mismo ideó bajo la percepción de que lo que sueño es puramente romántico, que es perfecto, que no hay prejuicio en nuestro amor, pero esencialmente sueño que... ella me ama. Eso es lo que más anhelo. -de cierta forma me parece muy bonito y todo, pero que haces antes? ¿Todo es ella? -pues claro, antes de entrar a mi burbuja de fantasía, llego a la sala de análisis de mi mente, un lugar más frio más claro, más calculado, hago un recuento de todas las interacciones que tuve en el día con ella, después las relaciono con otras interacciones, con toda esta información empiezo a idear estrategias para acércame más a ella, planeo platicas, temas de conversación. Analizo sus palabras detalladamente para que no se me valla a escapar ningún mensaje oculto entre sus oraciones, entre sus expresiones, entre los que nos rodean. Tengo que interpretar también sus alrededores, hay que saber cuándo es buen momento para charlar o cuando seria solo incomodo o te volverás una molestia para ella, es normal que este ocupada y no pueda estar con ella en cada momento. -reitero, si eres un enfermo -talvez… haha, pero créeme que lo hace todo el mundo, seguramente también lo haces -haha noooo, yo no soy un enfermo -entonces eres estúpido? Haha es broma, no, lo haces, pero no te das cuenta, igual que yo planeas, creas estrategias y simulas escenarios en tu mente y optas por tomar el acercamiento que te de mejores resultados, la prueba de ello es el hecho de que estés aquí platicando conmigo, siempre hay un porque… -…. -y es por eso mismo que es importante, probablemente no soy el único con interés seguramente hay otros chicos planeando y trabajando duro para conseguir su corazón, el cual no merece menos que eso -no que serias feliz, aunque ella estuviese con alguien más? -pues sí, pero, ¿qué tal si yo la puedo hacer feliz? Estoy consciente, admito que soy egoísta porque a pesar de todo lo que dije y por más bello y dulce que te lo cuente debo admitir que todo esto en parte es porque la quiero para mi -aja -pero no me lo tomes a mal, si, la amo y quiero hacerla feliz, quiero que sea feliz conmigo, quiero que este a mi lado, soy un poco egoísta pero mi amor va más allá de eso, porque la amo y la adoro tanto que hasta duele, que hasta paso las horas perdiendo la vida, haciendo las cosas en automático, haciendo las cosas solo porque estoy ahí, la amo tanto que puedo pasar por mil tormentos pero si estoy pensando en ella, no tengo tiempo para sufrir, ella es todo lo que tengo en mi conciencia, es todo lo que importa, la amo tanto que sé que estoy mal, la amo tanto que la desesperación que me causa cuando tengo dudas referentes a ella me rompe el alma, me decepciona, me estresa, me causa este problema existencial, en el que quisiera solo vivir para ella y que ella viviera para mi por siempre… pero sé que no es posible. Sé que eso no existe y me decepciona, pero la frustración baja porque imagino que ella me abraza y me dice que todo va a estar bien, entonces en ese momento puedo volver a aceptar el hecho de que solo soy un chico, soñando despierto, acepto que soy finito y no aspiro a ser algo más, todo se vuelve más real y lentamente ella me saca de esa burbuja de dudas y frustraciones, para empezar a imaginar, como cada noche, de nuevo una vida con ella y me pregunto a mí mismo. Que será esta noche? Pero que idiota soy, pensaras, siempre tengo la duda de que es lo que voy a imaginar, créeme es cierto, nunca se o estoy seguro de lo que voy imaginar! Pero siempre es de algo con ella, siempre es de algo que nos causa felicidad y por eso la dejo, dejo a mi mente que tenga riendas sueltas en ese mundo, dejo que mi mente tome control de todo pensamiento, para no percibir nada en el mundo fuera de esta hermosa burbuja, dejo que me lleve por paisajes que no estoy seguro si he visto antes, ¿dejo que nos permita conocer caras de las cuales no recuerdo o talvez sí? Dejo que me guie por recuerdos de los cuales sé que no voy a recordar a detalle, porque al levantarme probablemente no recuerde exactamente las palabras que me dijo pero si recordare que eran tan bellas palabras y que eran dirigidas para mí y eso mi estimado, eso es lo que dejo que mi mente haga en ese mundo lleno de felicidad, ese mundo que está solo en mi cabeza, en el que de vez en cuando me pierdo incluso de día, y así vuelvo a estar en paz con mi imaginación, porque a pesar de que me hace tener pensamientos tan depresivos de vez en cuando, no se compara ni en lo más mínimo con la felicidad que me causa cuando me llevo a ese mundo tan bello y feliz… y puedo descansar, me siento bien y optimista para el próximo día. -wow -disculpa, haha creo que ahora si me pase -no, no, está bien -qué piensas? ¿Esta difícil no? -hahaha pues no tanto, todos tenemos esos mundos de fantasía en la mente, aunque a diferencia de ti a mí me gusta fijar esos sueños como metas y no siempre son los mismos -pero no son sueños, si no estás dormido -haha cierto bueno, esos mundos fantasiosos que imaginas -que imaginas tú? -yo? Pues creo que los míos son más genéricos haha a veces me veo como un campeón internacional de fútbol firmando autógrafos o ganando el campeonato del mundo, otros días pienso que soy el joven multimillonario más rico del mundo y que le regalo islas a toda mi familia y tenemos las cosas más lujos del mundo, a veces también sueño con ella, que es mi novia, que me caso con ella y somos muy felices -ella? -claro, crees que eres el único que puede querer a alguien? -hahaha no perdón, solo me sorprendió un poco, acaso es otra de tus víctimas? -no, igual que tu ella es un amor más sincero, más fantasioso -está bien, entiendo cómo se siente, me da gusto por ti… y no tienes miedos? ¿Ni en tus fantasías? -como? -pues me refiero a que todo con lo que fantasías es posible -haha no creo -quieres ser un buen deportista, rico y amado, hay gente que lo es, hay gente que tiene todo eso y aun así viven decepciones -sí, me pregunto en que fantasías tendrán aquellas personas que para nosotros lo tienen todo -nunca lo puedes tener todos, somos ambiciosos y egoístas por naturaleza, siempre vas a querer algo que no puedes tener -bien para mí y mal para ti -porque lo dices? -porque si lo que dices es cierto entonces yo tendré que darme por vencido en una de mis fantasías, ya sea ser deportista o rico o su amor, pero tu… tu que solo sueñas con ella, que te queda a ti sino más que perderlo todo -tienes razón y eso me asusta, pero que tal si soy la primera persona en el mundo en conseguir todo lo que desea en la vida! -hahaha creo que va más allá, creo que quieres más cosas y ni siquiera te has dado cuenta -puede ser… pero en la actualidad lo único que quiero es a ella… - bueno es tarde -sí, tienes razón, entonces te veo luego -claro, suerte -gracias, pero me esfuerzo para no necesitarla -haha puedes solo desearme surte también y ia -haha suerte amigo -gracias… y… sueña viejo, expande tu mente, hazte a la idea de que todo puede pasar, pero no dejes que te afecte tanto -no te preocupes viejo, estaré bien -eso espero haha nos vemos -Adiós- Mientras se alejaba, le miraba la espalda y empecé a imaginar que tenía alas, por la libertad con la que se expresaba de sus fantasías, por lo amplias de sus expectativas, un sentimiento que algunos lo llamaría – Envidia de la buena. -Así tome mis cosas y camine hacia mi carro pensando en todo lo que le había dicho, no fue como si sintiera que no debí hacerlo, pero tampoco fue un alivio. Solo pensaba, ¿este realmente soy yo verdad? Realmente tendré lo que se necesita para mantener en pie lo que dije, realmente me estoy esforzando tanto como alego, ¿de verdad esa persona que describí soy yo? Nunca he sido tan amable ni modesto, aunque no soy merecedor da nada en especial, en realidad me veo bastante por debajo del promedio en sí. -Talvez ella amaría a la persona que describí – sí, talvez es eso – Seguramente esa es la persona que quiero ser para ella – sin duda alguna… ¿Pero entonces, ese no soy yo? – Pues no, seguramente no – entonces que estoy haciendo, debo convertirme en esa persona… y cambiar quien yo soy…. ¿Estás seguro? – No estoy seguro de nada, más que de una sola cosa, la amo más que a nada en este mundo – entonces te arriesgaras a cambiar, y si eso no es lo que ella quieres -Pues volvería a cambiar –. realmente puedes hacer eso? Con las palabras que usaste describías a alguien que es sin duda, es mucho mejor de lo que eres actualmente. -Así es ella -Así como? -Siempre sacando lo mejor de mí. -sin duda alguna puedo decir que estás loco. -Si yo mismo me lo digo debe ser cierto, estoy loco por ella. -y como vamos a empezar este cambio “trascendental” en tu vida que te llevara al amor de tus sueños? – Ni idea. -creo que hay que empezar con las pequeñas cosas, un cambio a la vez… y de ser posible hacer que ella note los cambios, si eso estuviera muy bien, podríamos ver si hay respuestas positivas o negativas ante los cambios y de esa manera no tendrías que ser una persona diferente de golpe, solo tendríamos que volvernos poco a poco en el hombre de su sueño – Que raro que piense en plural – aaaa es cierto, bueno recuerda que estás loco – hahaha alguien pasa por el estacionamiento y se le queda viendo porque se rio solo camino rápido para sacar las llaves e irme Tengo muy mala memoria, sin duda alguna debo anotar mis cambios y progresos en un doc. Pero y si llegases a convertirte en alguien más, no tienes miedo, ¿el dejar de ser tú? Tonterías todos los años nos volvemos un yo diferente, estamos destinados a cambiar, no somos los mismos que cuando éramos niños, nuestras células han cambiado, siempre somos diferentes personas a lo largo de nuestras vidas… ¿porque le tengo tanto miedo al cambio? Quien sabe lo que vaya a pasar… Nunca sabemos que va a pasar y aun así seguimos con nuestras vidas… ¿Por ella verdad? Siempre por ella.
submitted by Direccionalista to espanol [link] [comments]


2016.12.16 09:28 rafa-bl EL MÉTODO QUE ME AYUDÓ A ENCONTRAR MI CAMINO EN LA VIDA

Hace poco más de dos años que estaba totalmente perdido. No encontraba mi lugar en el mundo. Todo lo que “siempre había deseado” no se parecía ni de lejos a la realidad. Llegué a un punto en el que decidí que tenía que dar un giro a mi vida. Sin saberlo seguí una serie de pasos que me ayudaron a descubrir cómo quería que fuese mi vida, qué hacer para vivir la vida como realmente deseaba y así volver a ser feliz y estar a gusto conmigo mismo. Más abajo encontrarás el método exacto que me ayudó a mí y a otros a descubrir lo que realmente quieren y necesitan en la vida para ser felices o incluso a qué quieren dedicarse. No he ocultado nada, está todo detallado para ti, e incluso he hecho parte del trabajo por ti presentando muchos ejemplos y hasta un caso práctico. Todo lo que tienes que hacer es seguir leyendo y ponerlo en práctica.
Lo que la sociedad quiere no es lo que yo quiero
Desde fuera todo era diferente, sin embargo. Hacía sólo 3 meses que había terminado la universidad y ya había conseguido un trabajo indefinido, con muy buen sueldo, en la mayor empresa del mundo en ese campo. El sueño español (si no el sueño de gran parte de la gente de este planeta) dirían muchos. Supongo que te imaginarás todo lo demás, tus amigos y tu familia súper orgullosos de ti: “¡Enhorabuena, ya te has colocado!”
Al poco tiempo descubrí que YO no era feliz. Todos los días me despertaba con un agujero en el estómago, y no de hambre, si no de angustia. Perdí peso y me sentía culpable. Mis padres habían hecho un gran esfuerzo para que pudiese estudiar, había arrastrado a mi novia hasta allí conmigo… No podía rendirme, dale una oportunidad al trabajo me decían todos a mi alrededor. Yo también lo creía. Pero el trabajo no ayudaba y yo menos.
Aguanté así unos meses. Durante ese tiempo empezó a crecer en mí una vocecita que me decía la vida no puede ser así. No puede ser que a partir de los 20 y tantos todo se reduzca a trabajar y trabajar y vivir los fines de semana y cuando te dejan coger vacaciones…¡Y cuando te jubiles! Ja, ¿y si palmo antes? ¿O he cotizado en España? He tenido experiencias en mi joven vida como para saber que puedes palmar en cualquier momento…
Sentía que algo tenía que cambiar. No podía seguir así. Mi estado estaba afectando a mi relación de pareja y lo peor de todo es que me estaba convirtiendo en alguien que yo no era. Me miraba al espejo y no me reconocía, la pena y la ansiedad se reflejaban en mi rostro, cuando antes había ganas de vivir.
¿Qué hago para cambiar mi situación?
No sabía a quién ni a dónde acudir. No sabía qué quería hacer ni cómo dar un giro a mi vida. Empecé a leer blogs y a escuchar podcasts. Ayudaba, pero claro, estando perdido y con baja autoestima no sabía qué camino seguir, iba detrás de todo lo que relucía y la realidad es que así no solucioné nada. Seguía perdido, triste y además abrumado por tanta información. Y también estaba el miedo al fracaso, que si bien muchos a nuestro alrededor alimentan, somos nosotros los que más leña al fuego echamos con nuestro come come mental a todas horas.
Sin embargo, en aquel momento, fracaso para mí significaba quedarme inmóvil y aceptar mi estado y mi situación. Si no hacía nada por cambiar una situación que me estaba afectando emocionalmente, si no hacía nada por volver a ser yo mismo, sentirme bien conmigo mismo y ser feliz en mi día a día, ¿cómo voy a contribuir a la felicidad de las personas que me rodean y me quieren? Entonces vi clarísimo que permanecer así y no hacer nada por cambiarlo sí que sería un fracaso absoluto.
Así que no me quedó otra que apañármelas yo solito. Porque te guste o no, al que más le duele cuando estás mal es a ti mismo. Descubrí que primero tenía que arreglar las cosas conmigo mismo y averiguar hacia donde quería ir. Las estrategias, tácticas, modelos de negocio, cambio de trabajo, etc, vendría después. Primero tienes que saber a dónde vas para meter unas cosas u otras en la maleta.
Con el tiempo, he analizado desde fuera todo lo que hice para salir del pozo en el que me encontraba. Así he podido desarrollar un método, El Método Tórcar, para que otras personas también puedan dar ese cambio de rumbo a sus vidas.
El Método Tórcar
El objetivo principal es diseñar la situación perfecta para que puedas conectar contigo mismo (suena muy místico, pero no lo es), para que puedas ver claramente quién eres y qué quieres en la vida ahora mismo. Las personas cambiamos a lo largo de la vida y con ellos nuestras motivaciones y gustos, así que abraza el método y siéntete cómodo descubriéndote a ti mismo.
1. Elígete a ti mismo
Todos tenemos responsabilidades. Repito todos. Pero otra cosa que también tenemos todos son huecos en el día. Momentos en los que puedes elegir lo que haces. Mientras vas al trabajo, mientras haces ejercicio, etc. No pasa nada si cambias Facebook o Instagram durante unos días para realmente dedicarte a ti mismo. Uno de mis favoritos es mientras me ducho. El agua caliente es un gran estimulante de la mente pues ayuda a entrar en un estado de tranquilidad y seguridad, si aún no lo has probado te lo recomiendo. En esos huecos, elígete a ti mismo, sé egoísta. Si te lo puedes permitir, marca esos huecos en tu horario, para que nadie te moleste.
2. Diseña tu mundo
Aquí no se trata de pensar si queremos ir a un spa, a una playa paradisíaca o pasar un finde de maratón de tu serie favorita. Idealmente, ya sabrás en qué momento del día puedes ser egoísta y ELEGIRTE A TI MISMO. Ahora hay que ir un paso más allá para que esos momentos realmente sean tuyos. Para que a pesar de que lo hagas en público, como ir al trabajo en metro, tu mente no esté por completo en ese lugar, sino que esté en un camino de exploración hacia tu interior.
¿Te suena la expresión “estás en tu mundo”? Bien, pues ése es el estado que queremos conseguir. Pero queremos ir un poco más allá, queremos que nuestro mundo esté lo más aislado posible del resto. Para ello tienes que descubrir qué elemento o elementos tienes que añadir a tu momento de egoísmo para poder aislarte y concentrarte única y verdaderamente en ti mismo.
Por si estás un poco confundido o confundida, y no sabes claramente qué tienes que hacer. A continuación, te presento algunos ejemplos.
*Ejemplo #1. Piensa en una persona a la que le gusta correr y cuando corre escucha una música determinada. Una música que, por una razón u otra, le impulsa a seguir adelante a pesar del dolor en los músculos, el cansancio o la falta de oxígeno en los pulmones. A pesar de todas las señales de su cuerpo que activan esa voz que dice ¡párate, párate!, esa persona sigue adelante, incluso más rápido, porque lo que escucha ha conectado con su interior, con esa voz que grita más fuerte y que dice “sigue, corre más rápido”, esa voz que te ayuda a visualizar situaciones que aún no han sucedido, como en este caso, terminar tu carrera en menos de X minutos, o correr un tramo a una velocidad que no habías alcanzado hasta entonces. O simplemente te anima a no pararte.
*Ejemplo #2. Imagina una persona, sentada en una terraza o en el sofá de su casa. Pero su mente está volando mucho más lejos. Está pensando en sus cosas, o imaginando lo que podría o no podría haber sido, o simplemente soñando con las siguientes vacaciones. El entorno le proporciona los elementos visuales y auditivos necesarios para aislarse del mundo.
*Ejemplo #3 (mi favorito). Piensa en cualquier persona que está escuchando su música favorita. Puede ser cualquiera, las vemos por todas partes. La probabilidad de que esta persona esté en “su mundo” es muy alta. Es música que nos inspira mientras trabajamos o estudiamos, mientras nos duchamos o viajamos.
*Ejemplo #4. Una persona observa un cuadro (o una escultura, o el cartel de publicidad de la parada del bus) algo en esa imagen le hace recordar lo que hizo ayer a mediodía. Ese pensamiento le lleva a rememorar que fue lo que comió y así sigue viajando en su interior hasta que termina recordando lo mal que le habló a su madre y que además no tenía ningún motivo para hacerlo, tras lo cual la llama para pedirle perdón. Un bonito y necesario gesto que tal vez no habría sucedido sin la influencia del estímulo visual.
Espero que ahora entiendas mucho mejor el tipo de elementos/estímulos que estamos buscando.
Por si aún no caes en ningún estímulo que te pueda ayudar, aquí tienes unas pautas generales para buscarlos:
*Piensa cuando fue la última vez que te emocionaste por algo. No es necesario que llorases, pero sí que sintieras ese pellizco en el estómago, ya sea por alegría o tristeza. Una vez que lo hayas identificado, piensa qué fue lo que tocó tu fibra sentimental. Una foto, la banda sonora de una película, un recuerdo de la infancia, lo que sea.
*Igualmente sirve pensar en cuando te has sentido inspirado por algo o alguien, por ejemplo una persona que dedica su vida a salvar a los orangutanes en peligro por el comercio de la palma. Si leer este tipo de hechos te inspira, adelante, aquí tienes tu estímulo.
ÚLTIMO RECURSO: el olfato. También conocido como el sentido del recuerdo. Todo el mundo tiene alrededor múltiples fuentes aromáticas. Tan sólo tienes que probar hasta que alguna de ellas inicie el viaje hacia tu mundo.
No debemos perder de vista nuestro objetivo: encontrar estímulos externos que nos ayuden a aislarnos de nuestro entorno para concentrarnos en nosotros mismos. De esta manera podremos usarlos cada vez que queramos iniciar ese viaje de exploración hacia nuestro interior.
Llegados a este punto, deberías haber identificado:
A. El mejor momento para aislarte. B. Estímulos o elementos externos que te ayuden a meterte en “tu mundo”.
Si es así, continúa hasta el siguiente y último paso.
3. La Respuesta
Una vez que hayas conseguido aislarte y estés pensando en tus cosas debes recordar que esto es un ejercicio. Estás buscando la respuesta a la gran pregunta:
¿Qué es lo que de verdad quiero hacer en la vida?
O cualquier otra de las múltiples variantes que tiene esta pregunta. La realidad es que puede que no encuentres la respuesta, o que no haya respuesta.
No desesperes, no estás solo/a, yo no encontré respuesta a esa pregunta.
Pero lo que es seguro es que vas a encontrar muchas respuestas, si haces las preguntas adecuadas, y que esas respuestas te van a guiar por el camino que te va a ayudar a salir del estado de inmovilismo e incertidumbre en el que te encuentras.
Comienza con preguntas más genéricas y ve profundizando poco a poco con preguntas más específicas. Debes empezar por tu pasado más cercano e ir retrocediendo poco a poco hasta donde necesites llegar. Recuerda que lo que importa eres tú. Te has elegido a ti mismo. Sólo hazte preguntas relacionadas contigo mismo.
Aquí tienes una lista de algunas de las preguntas que puedes hacerte: -¿Cuándo fue la última vez que me sentí feliz? -¿Cuándo fue la última vez que me sentí útil? -¿Cuándo fue la última vez que disfruté de lo que estaba haciendo?
-Fue una sensación pasajera o duró varias horas, días,…,meses, etc. -¿Qué estaba haciendo? -¿Estaba solo/a? -¿Qué influencia tuvieron las personas a mi alrededor? -¿Cómo era mi vida en ese momento? -¿Era mi forma de vida la causa de esa sensación? - ¿He sentido esto más veces a lo largo de mi vida?
La lista es infinita pues cada persona es un mundo diferente. Lo importante es que vayas profundizando para detallar las respuestas lo máximo posible. Lo consideras necesario, apunta todas lo que vayas encontrando. Así irás creando una especie de mapa con ideas que te ayudará a retomar por donde te quedaste en la sesión anterior y a sacar ideas y conclusiones más claras.
Aquí tienes un caso real para que comprendas mejor el proceso completo.
Caso real: una amiga me contó que no le gustaba su trabajo, pero que ella había estudiado para eso. Pensaba que si cambiaba de trabajo volvería a ser igual pero con otros compañeros y un edificio diferente. Por otro lado si no hacía ese cambio natural, pasar de un trabajo a otro similar, no sabía que otra alternativa coger. Estaba perdida.
Le sugerí que siguiera mi método (en aquel momento sólo eran una serie de consejos prácticos). En su caso ella decidió dedicar su camino de ida y vuelta al trabajo para poner el método en práctica, pues tiene otras responsabilidades que le ocupan el resto del tiempo “libre”. Llenó su móvil de su música y podcasts favoritos.
A las dos semanas me comentó que se sentía un poco atascada, que no encontraba respuestas. Yo le dije que jugara con el tiempo. No te ciñas sólo a hace unos meses, vuela hasta tu infancia si lo ves necesario. El siguiente fin de semana me contó que había descubierto que el último periodo de tiempo que se sintió feliz con el trabajo y con su vida en general, fue cuando justo después de la carrera tuvo que trabajar un tiempo como camarera. Pero también me dijo que ella no quería estar trabajando de camarera toda la vida.
Mi respuesta fue: ¿Ves cómo estás avanzando? Has descubierto dos cosas: uno, cuando fue el último periodo largo en el que eras feliz con todos los aspectos de tu vida y dos, algo que no quieres hacer. Es tan importante tener claro la dirección que tomar como la que no tomar.
Le sugerí que analizase mejor ese periodo de tiempo, qué era lo que más le gustaba, con quien se juntaba en ese momento, que hacía en sus ratos libres…También le dije que buscase otros periodos en su vida en los que se hubiera sentido de manera similar.
A los diez días recibí una llamada suya. Estaba muy emocionada: “Rafa esto es increíble, ¡lo encontré! Ya sé lo que quiero”.
Ella descubrió que se había sentido de forma parecida durante sus años de universidad. Lo único que compartían esos dos periodos de tiempo era su pareja. Esos dos periodos sucedieron en años diferentes, en lugares diferentes, rodeada de personas diferentes y dedicándose a tareas muy diferentes. ¿Entonces? Ella descubrió que lo que le hacía feliz era la libertad. Poder ser dueña de sus días con sus horas y minutos. Poder estar en la puerta del cole recogiendo a sus hijos a medio día, o cogerse un puente largo con su marido sin tener que pedir permiso a nadie.
Esto es sólo un ejemplo sobre una persona concreta. Ella descubrió que lo que le faltaba a su vida era salir de la monotonía impuesta por su trabajo tradicional y recuperar su libertad y su capacidad de decidir.
No encontró una respuesta clara, del tipo: tienes que dedicarte a vender periódicos, por ejemplo. Se dio cuenta de que ella necesita sentirse libre y dueña de su tiempo para ser plenamente feliz. Este fue un gran paso hacia delante en su vida.
Tras esto se sentía llena de energía y dispuesta a seguir indagando. Usó el mismo método, lo único que cambió fueron las preguntas que se hizo a sí misma, y descubrió que quería ayudar a los demás. La forma, ya la averiguaría por el camino. Poco a poco. Después de aplicar los 3 pasos del método todo era diferente para ella, ya sabía lo que le faltaba para ser feliz, y eso lo cambiaba todo.
Ahora es TU turno. Ya sabes cómo puedes descubrir qué necesitas en tu vida para ser feliz o incluso a qué dedicarte. Las respuestas son únicas e impredecibles, pero lo que sí es seguro es que las vas a encontrar.
Deja el inmovilismo y ponte a ello, el camino sólo se hace al andar, así que…¡ANDA!
Lo más importante es que aproveches este método (o cualquier otro) y salgas de la situación en la que te encuentras, así que ponte en acción.
¿Qué has descubierto al aplicar este método? ¿Crees que le falta algo? ¿Por qué no lo has llevado a cabo?
Deja un comentario, los contesto todos personalmente.
submitted by rafa-bl to espanol [link] [comments]


2016.12.16 09:17 rafa-bl EL MÉTODO QUE ME AYUDÓ A ENCONTRAR MI CAMINO EN LA VIDA

Hace poco más de dos años que estaba totalmente perdido. No encontraba mi lugar en el mundo. Todo lo que “siempre había deseado” no se parecía ni de lejos a la realidad. Llegué a un punto en el que decidí que tenía que dar un giro a mi vida. Sin saberlo seguí una serie de pasos que me ayudaron a descubrir cómo quería que fuese mi vida, qué hacer para vivir la vida como realmente deseaba y así volver a ser feliz y estar a gusto conmigo mismo.
Más abajo encontrarás el método exacto que me ayudó a mí y a otros a descubrir lo que realmente quieren y necesitan en la vida para ser felices o incluso a qué quieren dedicarse.
No he ocultado nada, está todo detallado para ti, e incluso he hecho parte del trabajo por ti presentando muchos ejemplos y hasta un caso práctico. Todo lo que tienes que hacer es seguir leyendo y ponerlo en práctica.
Lo que la sociedad quiere no es lo que yo quiero
Desde fuera todo era diferente, sin embargo. Hacía sólo 3 meses que había terminado la universidad y ya había conseguido un trabajo indefinido, con muy buen sueldo, en la mayor empresa del mundo en ese campo. El sueño español (si no el sueño de gran parte de la gente de este planeta) dirían muchos. Supongo que te imaginarás todo lo demás, tus amigos y tu familia súper orgullosos de ti: “¡Enhorabuena, ya te has colocado!”
Al poco tiempo descubrí que YO no era feliz. Todos los días me despertaba con un agujero en el estómago, y no de hambre, si no de angustia. Perdí peso y me sentía culpable. Mis padres habían hecho un gran esfuerzo para que pudiese estudiar, había arrastrado a mi novia hasta allí conmigo… No podía rendirme, dale una oportunidad al trabajo me decían todos a mi alrededor. Yo también lo creía. Pero el trabajo no ayudaba y yo menos.
Aguanté así unos meses. Durante ese tiempo empezó a crecer en mí una vocecita que me decía la vida no puede ser así. No puede ser que a partir de los 20 y tantos todo se reduzca a trabajar y trabajar y vivir los fines de semana y cuando te dejan coger vacaciones…¡Y cuando te jubiles! Ja, ¿y si palmo antes? ¿O he cotizado en España? He tenido experiencias en mi joven vida como para saber que puedes palmar en cualquier momento…
Sentía que algo tenía que cambiar. No podía seguir así. Mi estado estaba afectando a mi relación de pareja y lo peor de todo es que me estaba convirtiendo en alguien que yo no era. Me miraba al espejo y no me reconocía, la pena y la ansiedad se reflejaban en mi rostro, cuando antes había ganas de vivir.
¿Qué hago para cambiar mi situación?
No sabía a quién ni a dónde acudir. No sabía qué quería hacer ni cómo dar un giro a mi vida. Empecé a leer blogs y a escuchar podcasts. Ayudaba, pero claro, estando perdido y con baja autoestima no sabía qué camino seguir, iba detrás de todo lo que relucía y la realidad es que así no solucioné nada. Seguía perdido, triste y además abrumado por tanta información. Y también estaba el miedo al fracaso, que si bien muchos a nuestro alrededor alimentan, somos nosotros los que más leña al fuego echamos con nuestro come come mental a todas horas.
Sin embargo, en aquel momento, fracaso para mí significaba quedarme inmóvil y aceptar mi estado y mi situación. Si no hacía nada por cambiar una situación que me estaba afectando emocionalmente, si no hacía nada por volver a ser yo mismo, sentirme bien conmigo mismo y ser feliz en mi día a día, ¿cómo voy a contribuir a la felicidad de las personas que me rodean y me quieren? Entonces vi clarísimo que permanecer así y no hacer nada por cambiarlo sí que sería un fracaso absoluto.
Así que no me quedó otra que apañármelas yo solito. Porque te guste o no, al que más le duele cuando estás mal es a ti mismo.
Descubrí que primero tenía que arreglar las cosas conmigo mismo y averiguar hacia donde quería ir. Las estrategias, tácticas, modelos de negocio, cambio de trabajo, etc, vendría después. Primero tienes que saber a dónde vas para meter unas cosas u otras en la maleta.
Con el tiempo, he analizado desde fuera todo lo que hice para salir del pozo en el que me encontraba. Así he podido desarrollar un método, El Método Tórcar, para que otras personas también puedan dar ese cambio de rumbo a sus vidas.
El Método Tórcar
El objetivo principal es diseñar la situación perfecta para que puedas conectar contigo mismo (suena muy místico, pero no lo es), para que puedas ver claramente quién eres y qué quieres en la vida ahora mismo. Las personas cambiamos a lo largo de la vida y con ellos nuestras motivaciones y gustos, así que abraza el método y siéntete cómodo descubriéndote a ti mismo.
1. Elígete a ti mismo
Todos tenemos responsabilidades. Repito todos. Pero otra cosa que también tenemos todos son huecos en el día. Momentos en los que puedes elegir lo que haces. Mientras vas al trabajo, mientras haces ejercicio, etc. No pasa nada si cambias Facebook o Instagram durante unos días para realmente dedicarte a ti mismo. Uno de mis favoritos es mientras me ducho. El agua caliente es un gran estimulante de la mente pues ayuda a entrar en un estado de tranquilidad y seguridad, si aún no lo has probado te lo recomiendo.
En esos huecos, elígete a ti mismo, sé egoísta. Si te lo puedes permitir, marca esos huecos en tu horario, para que nadie te moleste.
2. Diseña tu mundo
Aquí no se trata de pensar si queremos ir a un spa, a una playa paradisíaca o pasar un finde de maratón de tu serie favorita. Idealmente, ya sabrás en qué momento del día puedes ser egoísta y ELEGIRTE A TI MISMO. Ahora hay que ir un paso más allá para que esos momentos realmente sean tuyos. Para que a pesar de que lo hagas en público, como ir al trabajo en metro, tu mente no esté por completo en ese lugar, sino que esté en un camino de exploración hacia tu interior.
¿Te suena la expresión “estás en tu mundo”? Bien, pues ése es el estado que queremos conseguir. Pero queremos ir un poco más allá, queremos que nuestro mundo esté lo más aislado posible del resto. Para ello tienes que descubrir qué elemento o elementos tienes que añadir a tu momento de egoísmo para poder aislarte y concentrarte única y verdaderamente en ti mismo.
Por si estás un poco confundido o confundida, y no sabes claramente qué tienes que hacer. A continuación, te presento algunos ejemplos.
*Ejemplo #1. Piensa en una persona a la que le gusta correr y cuando corre escucha una música determinada. Una música que, por una razón u otra, le impulsa a seguir adelante a pesar del dolor en los músculos, el cansancio o la falta de oxígeno en los pulmones. A pesar de todas las señales de su cuerpo que activan esa voz que dice ¡párate, párate!, esa persona sigue adelante, incluso más rápido, porque lo que escucha ha conectado con su interior, con esa voz que grita más fuerte y que dice “sigue, corre más rápido”, esa voz que te ayuda a visualizar situaciones que aún no han sucedido, como en este caso, terminar tu carrera en menos de X minutos, o correr un tramo a una velocidad que no habías alcanzado hasta entonces. O simplemente te anima a no pararte.
*Ejemplo #2. Imagina una persona, sentada en una terraza o en el sofá de su casa. Pero su mente está volando mucho más lejos. Está pensando en sus cosas, o imaginando lo que podría o no podría haber sido, o simplemente soñando con las siguientes vacaciones. El entorno le proporciona los elementos visuales y auditivos necesarios para aislarse del mundo.
*Ejemplo #3 (mi favorito). Piensa en cualquier persona que está escuchando su música favorita. Puede ser cualquiera, las vemos por todas partes. La probabilidad de que esta persona esté en “su mundo” es muy alta. Es música que nos inspira mientras trabajamos o estudiamos, mientras nos duchamos o viajamos.
*Ejemplo #4. Una persona observa un cuadro (o una escultura, o el cartel de publicidad de la parada del bus) algo en esa imagen le hace recordar lo que hizo ayer a mediodía. Ese pensamiento le lleva a rememorar que fue lo que comió y así sigue viajando en su interior hasta que termina recordando lo mal que le habló a su madre y que además no tenía ningún motivo para hacerlo, tras lo cual la llama para pedirle perdón. Un bonito y necesario gesto que tal vez no habría sucedido sin la influencia del estímulo visual.
Espero que ahora entiendas mucho mejor el tipo de elementos/estímulos que estamos buscando.
Por si aún no caes en ningún estímulo que te pueda ayudar, aquí tienes unas pautas generales para buscarlos:
*Piensa cuando fue la última vez que te emocionaste por algo. No es necesario que llorases, pero sí que sintieras ese pellizco en el estómago, ya sea por alegría o tristeza. Una vez que lo hayas identificado, piensa qué fue lo que tocó tu fibra sentimental. Una foto, la banda sonora de una película, un recuerdo de la infancia, lo que sea.
*Igualmente sirve pensar en cuando te has sentido inspirado por algo o alguien, por ejemplo una persona que dedica su vida a salvar a los orangutanes en peligro por el comercio de la palma. Si leer este tipo de hechos te inspira, adelante, aquí tienes tu estímulo.
ÚLTIMO RECURSO: el olfato. También conocido como el sentido del recuerdo. Todo el mundo tiene alrededor múltiples fuentes aromáticas. Tan sólo tienes que probar hasta que alguna de ellas inicie el viaje hacia tu mundo.
No debemos perder de vista nuestro objetivo: encontrar estímulos externos que nos ayuden a aislarnos de nuestro entorno para concentrarnos en nosotros mismos. De esta manera podremos usarlos cada vez que queramos iniciar ese viaje de exploración hacia nuestro interior.
Llegados a este punto, deberías haber identificado:
A. El mejor momento para aislarte. B. Estímulos o elementos externos que te ayuden a meterte en “tu mundo”.
Si es así, continúa hasta el siguiente y último paso.
3. La Respuesta
Una vez que hayas conseguido aislarte y estés pensando en tus cosas debes recordar que esto es un ejercicio. Estás buscando la respuesta a la gran pregunta:
¿Qué es lo que de verdad quiero hacer en la vida?
O cualquier otra de las múltiples variantes que tiene esta pregunta. La realidad es que puede que no encuentres la respuesta, o que no haya respuesta.
No desesperes, no estás solo/a, yo no encontré respuesta a esa pregunta.
Pero lo que es seguro es que vas a encontrar muchas respuestas, si haces las preguntas adecuadas, y que esas respuestas te van a guiar por el camino que te va a ayudar a salir del estado de inmovilismo e incertidumbre en el que te encuentras.
Comienza con preguntas más genéricas y ve profundizando poco a poco con preguntas más específicas. Debes empezar por tu pasado más cercano e ir retrocediendo poco a poco hasta donde necesites llegar. Recuerda que lo que importa eres tú. Te has elegido a ti mismo. Sólo hazte preguntas relacionadas contigo mismo.
Aquí tienes una lista de algunas de las preguntas que puedes hacerte: -¿Cuándo fue la última vez que me sentí feliz? -¿Cuándo fue la última vez que me sentí útil? -¿Cuándo fue la última vez que disfruté de lo que estaba haciendo?
-Fue una sensación pasajera o duró varias horas, días,…,meses, etc. -¿Qué estaba haciendo? -¿Estaba solo/a? -¿Qué influencia tuvieron las personas a mi alrededor? -¿Cómo era mi vida en ese momento? -¿Era mi forma de vida la causa de esa sensación? - ¿He sentido esto más veces a lo largo de mi vida?
La lista es infinita pues cada persona es un mundo diferente. Lo importante es que vayas profundizando para detallar las respuestas lo máximo posible. Lo consideras necesario, apunta todas lo que vayas encontrando. Así irás creando una especie de mapa con ideas que te ayudará a retomar por donde te quedaste en la sesión anterior y a sacar ideas y conclusiones más claras.
Aquí tienes un caso real para que comprendas mejor el proceso completo.
Caso real: una amiga me contó que no le gustaba su trabajo, pero que ella había estudiado para eso. Pensaba que si cambiaba de trabajo volvería a ser igual pero con otros compañeros y un edificio diferente. Por otro lado si no hacía ese cambio natural, pasar de un trabajo a otro similar, no sabía que otra alternativa coger. Estaba perdida.
Le sugerí que siguiera mi método (en aquel momento sólo eran una serie de consejos prácticos). En su caso ella decidió dedicar su camino de ida y vuelta al trabajo para poner el método en práctica, pues tiene otras responsabilidades que le ocupan el resto del tiempo “libre”. Llenó su móvil de su música y podcasts favoritos.
A las dos semanas me comentó que se sentía un poco atascada, que no encontraba respuestas. Yo le dije que jugara con el tiempo. No te ciñas sólo a hace unos meses, vuela hasta tu infancia si lo ves necesario. El siguiente fin de semana me contó que había descubierto que el último periodo de tiempo que se sintió feliz con el trabajo y con su vida en general, fue cuando justo después de la carrera tuvo que trabajar un tiempo como camarera. Pero también me dijo que ella no quería estar trabajando de camarera toda la vida.
Mi respuesta fue: ¿Ves cómo estás avanzando? Has descubierto dos cosas: uno, cuando fue el último periodo largo en el que eras feliz con todos los aspectos de tu vida y dos, algo que no quieres hacer. Es tan importante tener claro la dirección que tomar como la que no tomar.
Le sugerí que analizase mejor ese periodo de tiempo, qué era lo que más le gustaba, con quien se juntaba en ese momento, que hacía en sus ratos libres…También le dije que buscase otros periodos en su vida en los que se hubiera sentido de manera similar. A los diez días recibí una llamada suya. Estaba muy emocionada: “Rafa esto es increíble, ¡lo encontré! Ya sé lo que quiero”.
Ella descubrió que se había sentido de forma parecida durante sus años de universidad. Lo único que compartían esos dos periodos de tiempo era su pareja. Esos dos periodos sucedieron en años diferentes, en lugares diferentes, rodeada de personas diferentes y dedicándose a tareas muy diferentes. ¿Entonces? Ella descubrió que lo que le hacía feliz era la libertad. Poder ser dueña de sus días con sus horas y minutos. Poder estar en la puerta del cole recogiendo a sus hijos a medio día, o cogerse un puente largo con su marido sin tener que pedir permiso a nadie.
Esto es sólo un ejemplo sobre una persona concreta. Ella descubrió que lo que le faltaba a su vida era salir de la monotonía impuesta por su trabajo tradicional y recuperar su libertad y su capacidad de decidir.
No encontró una respuesta clara, del tipo: tienes que dedicarte a vender periódicos, por ejemplo. Se dio cuenta de que ella necesita sentirse libre y dueña de su tiempo para ser plenamente feliz. Este fue un gran paso hacia delante en su vida.
Tras esto se sentía llena de energía y dispuesta seguir a indagando. Usó el mismo método, lo único que cambió fueron las preguntas que se hizo a sí misma, y descubrió que quería ayudar a los demás. La forma, ya la averiguaría por el camino. Poco a poco. Después de aplicar los 3 pasos del método todo era diferente para ella, ya sabía lo que le faltaba para ser feliz, y eso lo cambiaba todo.
Ahora es TU turno. Ya sabes cómo puedes descubrir qué necesitas en tu vida para ser feliz o incluso a qué dedicarte. Las respuestas son únicas e impredecibles, pero lo que sí es seguro es que las vas a encontrar.
Deja el inmovilismo y ponte a ello, el camino sólo se hace al andar, así que…¡ANDA!
Lo importante es que aproveches este método (o cualquier otro) y salgas de la situación en la que te encuentras, asi que ponte en acción.
¿Qué has descubierto al aplicar este método? ¿Crees que le falta algo? ¿Por qué no lo has llevado a cabo?
Deja un comentario, los contesto todos personalmente.
submitted by rafa-bl to redditores [link] [comments]


Y O U T H S U B S - YouTube El Chojin - 07 No Me Importa Lo Que Me Cuenten HD Tips para ser Infiel COMO CONSEGUIR UNA NOVIA EN FREE FIRE TIPS Me hago pasar por TFUE y no creerás lo que sucedió ... DESMINTIENDO EL BUG PARA CONSEGUIR EL *TRAJE DE JOKER* EN FREE FIRE - [byFerYT]

Que Spanish to English Translation - SpanishDict

  1. Y O U T H S U B S - YouTube
  2. El Chojin - 07 No Me Importa Lo Que Me Cuenten HD
  3. Tips para ser Infiel
  4. COMO CONSEGUIR UNA NOVIA EN FREE FIRE TIPS
  5. Me hago pasar por TFUE y no creerás lo que sucedió ...
  6. DESMINTIENDO EL BUG PARA CONSEGUIR EL *TRAJE DE JOKER* EN FREE FIRE - [byFerYT]
  7. NUNCA HE TENIDO NOVIO

No existe gloria en morir por una idea, la gloria se encuentra en vivir y disfrutar de ella. ... no me importa lo que me cuenten ... Me gusta saber lo que hago, a veces la cago, pero si puedo hago ... como conseguir una novia en free fire 😏 tips ... me hago pasar por mujer 👸💅 para que me den diamantes 😊 100% ... se burlÓ de mi por ser pobre y esto fue lo que paso *free fire* (me ... Subo videos de FREE FIRE cada 2 o 3 días, hago sorteos de diamantes y tarjetas de google play de vez en cuando, te invito a formar parte de esta familia, suscribete y activa la campanita para ... Barby hablando sobre como ser infiel y que no lo pillen... o como darse cuenta de este tipo de actitudes y comportamiento de su pareja para que no lo hagan lesa... **SE REITERA... NO ESTOY DE ... SEÑALES DE QUE NO LE GUSTAS A UNA MUJER ... EL SECRETO DE COMO CONSEGUIR NOVIA Y TENER UNA RELACION FELIZ Y ... ¿Por qué es más difícil encontrar pareja después de los 30 años? ... Activa la 🔔 para no perderte ningún VÍDEO :) ----- ⚡DIRECTOS CADA DÍA AQUÍ: https://m.tw... Y parece que no te importa una mierda ... es una locura No puedo tener lo que quiero, pero tú tampoco No eres mi novio (novio) Y no soy tu novia (novia) Pero no quieres que vea a nadie más